Al escuchar el término “SEO” (Search Engine Optimization, u Optimización para Motores de Búsqueda) muchos suelen asustarse. Suena como algo muy técnico y complicado, pero en realidad no hay que temerle. Primero, porque es algo necesario para ser relevante en medios digitales. Segundo, porque cubrir las bases para tener buen SEO requiere esfuerzo, pero no es tarea imposible. Tercero, si igual no quieres lidiar con él, en Contenido Épico te ayudamos (pero esa es otra historia).

Pero, ¿qué es exactamente eso del SEO? Pues bien, empecemos con el escenario donde todo sucede: los buscadores como Google o Bing.

Los buscadores y el SEO

Los buscadores son como grandes “bibliotecas” con todos los “libros” jamás escritos en el mundo entero. Ahora imagina que todos en el planeta van a esa biblioteca y tienen que dar justo con el “libro” que están buscando. Complicado, ¿no?

Para lograrlo, hace falta que todo esté muy bien organizado y que exista un sistema que permita identificar con certeza y rapidez qué hay en cada libro. Ese “sistema” son los algoritmos de los buscadores y esos “libros” son todas la páginas que existen en la web. Así, los buscadores pueden ayudar a la gente a encontrar lo que busca.

“La clave para lograr que tus páginas aparezcan en búsquedas es asegurarte de que cumplan con ciertos estándares.”

¿Y cómo aparece mi página en búsquedas?

Si tienes una página web, entonces te tienen que importar los resultados de búsqueda. Mientras más arriba te encuentres en las búsquedas, más personas te podrán encontrar. Así, la clave para lograr que tus páginas aparezcan es asegurarte de que cumplan con ciertos estándares. De esto se trata el SEO.

“Ten un gran sitio web, ofrece contenido que la gente necesite, y hazles fácil la tarea de compartirlo”.

1. Palabras clave: las palabras mágicas

Para crear tu contenido, tienes que usar las palabras con las que las personas buscan el producto, servicio o información que tú produces. Así, si alguien busca “helado con chispas”, el buscador afinará su búsqueda incluyendo en sus resultados las páginas que contengan esas palabras.

2. Estructura: la forma sí importa

Contenidos con estructura clara funcionan mejor. Es por eso que los títulos y subtítulos son importantes. Cada página en la web tiene un título, pero puede que no lo veas porque se encuentra dentro del código. Los buscadores le prestan mucha atención a esto porque suelen resumir en una oración lo que contiene la página.

3. Enlaces: todo está interconectado

Los links que existen entre las distintas páginas son importantes. Cuando una página apunta a otra, usualmente es porque está haciendo una recomendación. Ya sea implícita o explícitamente… Está diciendo a sus lectores: “¡Oye, esta otra página tiene buena información!”. Por eso, una página con muchos enlaces que apuntan hacia ella suele verse bien ante los ojos de los buscadores. ¡Eso sí!, enlaces de calidad, que vengan desde páginas confiables, ya que los enlaces que provienen de páginas con buena reputación tienen más peso o importancia.

Por otra parte, las palabras que se usan para enlazar a otros sitios también importan. Por ejemplo, si en tu página dices “El Bar de Pepe tiene buenas hamburguesas”, y la palabra “hamburguesas” contiene un link que apunta a la página del Bar de Pepe, los buscadores podrán establecer que el Bar de Pepe se relaciona con la palabra “hamburguesas”. De esta manera, cuando la gente busque “hamburguesas”, ese sitio tendrá mejor ranking.

4. Contenido: lo más importante

Y hablando de páginas con buena reputación, es importante que sepas que a los buscadores le importa esto. ¿A qué nos referimos? Pues a sitios que consistentemente producen contenido fresco, original y atractivo, aparte de tener un creciente número de enlaces que apunten a ellos.

Intenta ofrecer contenido útil y fantástico que incluya de forma orgánica las palabras y frases que usa la gente que busca tus productos o servicios.

5: Compartir: que sea bien fácil

Por último, ¡haz que tus páginas sean fáciles de compartir! Mientras más sencillo sea apuntar hacia ti o compartir tus contenidos en redes sociales, más rápido acumularás enlaces que los buscadores podrán ver.

“Al final del día, buen SEO se traduce en buen contenido”.

Los básicos del SEO ¡Para que no pases desapercibido!

Conclusión

Por supuesto, esto es solo lo básico que debes saber para tomar en cuenta el SEO para tus páginas. Además, recuerda que los algoritmos de los buscadores van evolucionando constantemente para volverse cada vez más acertados. Por eso, siempre lo mejor es entender qué tipo de contenido buscan tus potenciales consumidores.

Ten un gran sitio web, ofrece contenido que la gente necesite y haz fácil la tarea de compartirlo. Al final del día, el buen SEO se traduce en buen contenido, apoyado en los elementos que los buscadores necesitan para encontrarte.