Desde los inicios del milenio hasta hoy, todos hemos experimentado y sido testigos de la enorme transformación que ha sufrido –y sigue sufriendo– el mundo de las comunicaciones y cómo este moldea y define las formas de interacción personal. Como seres evolutivos que somos,  hemos aceptado formar parte e impulsar, de alguna forma u otra, esta revolución comunicativa que se vive. Por ello, es importante conocer un poco más a fondo el mundo de comunicación digital y los cambios que se han suscitado hasta el día de hoy.

Los primeros pasos de la comunicación digital

Se ha dado un enorme salto tecnológico desde el temprano uso del Sistema de Tablón de Anuncios (Bulletin Board System o BBS), cuando la forma de interacción más sofisticada residía en sencillos boletines informativos desde una central general.

En efecto, la innovación de la mente humana siguió desarrollando vías más eficaces de interacción, lo cual trajo consigo sitios webs con propósitos más definidos tales como Classmates.com o SixDegrees.com, cuyo fin era crear vínculos entre viejos compañeros de clase o formar una comunidad de amigos online para facilitar la comunicación y expandir fronteras.

Pero estos pioneros de la comunicación digital no se quedaron allí; crecieron y evolucionaron para traer más opciones; como el caso de MySpace.com, el sitio más popular en su momento, que se vio reemplazado por un sofisticado sistema de likes y sharesFacebook.

Facebook: líder en comunicación digital

Esta plataforma revolucionó la comunicación digital y también introdujo una nueva era dorada: la de las Redes Sociales; y con ella una comunidad entera sedienta de interacción y de conectar con otros a un nuevo nivel. Es así como likes, shares y seguidores se han convertido en los indicadores más utilizados para entablar y medir el vínculo que forman las personas; además de mostrar las reacciones ante los acontecimientos diarios del mundo.

Asimismo, esta era de las redes sociales pone a disposición de todos una serie de elementos diseñados para expandir y experimentar una nueva forma de difundir la información. ¿Existe alguien que no haya asistido a algún evento genial o que no se haya enterado del toque gratuito de su banda favorita gracias a alguna invitación de Facebook? ¡Pues, claro que no! Los eventos, del Facebook, por ejemplo, han permitido que te enlaces con los intereses de tu círculo social.

Aparte de su sistema de likes y shares, esta red social cuenta con muchas herramientas: el messenger, las memorias y los posts o las noticias más importantes del día en tu muro o timeline para, de esta forma, no perder detalle de lo que sucede allá afuera.

Comunicación digital en la Era Dorada de las redes sociales

Otras alternativas: Twitter, Instagram y Youtube

No solo Facebook ha encontrado su nicho en el mercado de la comunicación. Otras RRSS con singulares herramientas también lo han hecho; como Twitter, que va directo al grano gracias a su inmediatez comunicacional y a sus tuits; o Instagram, que permite transmitir el mensaje que desees en una sola imagen, lo cual hace que la comunicación sea más clara y precisa.

Actualmente se han amasado una gran cantidad de medios, para que te expreses de maneras distintas, que te permiten mostrar tu personalidad y dejar una huella en el mundo digital.

Gracias a las redes sociales -y a la llegada de la comunicación digital-, el mundo se ha achicado, pues es posible conectarse con personas que se encuentran al otro lado del mundo en tiempo real. Esto trae como consecuencia que la visión del mundo de cada persona  se amplíe al relacionarse con otras culturas tan distintas a la propia.

Sin lugar a dudas, en Contenido Épico hemos aprendido que existe una inagotable fuente de recursos en la era dorada de la comunicación digital, que simplifican la interacción al conectar personas en distintas partes del mundo y que ayudan a las marcas a conectarse con sus clientes más rápida y eficazmente.

Es por ello que no pecamos al asegurar que las redes sociales, más que una simple moda, se han convertido en el agente moldeador de la comunicación y la interacción humana contemporánea, pues han proporcionado nuevas visiones para crear vínculos y relaciones. Sin duda alguna, han llegado para quedarse y definir las tendencias.